lunes, 2 de diciembre de 2019

Figuras con Síndrome de Tourette que triunfan en sus campos

Hoy os voy a hablar de dos figuras que están consiguiendo bastante reconocimiento en el campo del entretenimiento, ambas son mujeres, y aunque una se dedica al mundo de la Música, la otra es streamer profesional en la plataforma Twitch, ambas son del Reino Unido, y ambas conviven con el mismo síndrome, el Síndrome de Tourette (ST). Por un lado tenemos a la streamer conocida bajo el seudónimo o nickname de Sweet_Anita (os dejo un enlace a su canal de Twitch AQUÍ). Y por otro tenemos a la cantante Billie Eilish, con su estilo particular, logró lo imposible. Apenas a sus 17 años es número uno en ventas en el Reino Unido. La artista, que se caracteriza por ponerle sus propias reglas al pop, es seguida por millones de fanáticos. Por eso, una vez que en YouTube se difundieron unos vídeos en que se podían ver sus tics, fue ella misma quien contó en su cuenta de Instagram que presenta el síndrome de Tourette (ST), una condición que suele detectarse en la segunda infancia y en la adolescencia (ella obtuvo su diagnóstico a los 12 años) y que se caracteriza por tener períodos de exacerbación y de remisión.

Billie Eilish

“Las manifestaciones motoras son conocidas como tics, trastornos del movimiento involuntarios que el individuo trata de inhibir o controlar, pero como no siempre puede, generan una sensación de angustia, inquietud o desasosiego”, remarcó la experta consultada a la par que agregó que “el tic puede ser un movimiento muy simple -como parpadear más rápido, el cierre forzado de los ojos o el sniffing (fruncir la nariz) - o un movimiento más complejo como girar la cabeza o girar un brazo, algo que el paciente trata de inhibir para disminuir la exposición”.

Fotografía de la streamer Sweet_Anita

Pero dentro de los tics, además de los motores están los llamados tics vocales, que son aquellos sonidos que emite el paciente en forma involuntaria. “Uno de los más frecuentes es el carraspeo. Pero también hay sonidos más complejos con emisión de palabras. En ocasiones hay ecolalia, que es repetir la palabra que ha dicho otra persona; palilalia, cuando el paciente repite sus propias palabras varias veces. Y en un porcentaje menor puede aparecer la coprolalia, que es la emisión de palabras obscenas fuera del contexto de la conversación, que tienen un sonido impactante y dos o tres silabas de acuerdo al idioma. Estas vocalizaciones pueden referir a la esfera sexual o ser las famosas malas palabras, y la persona con ST puede controlar no decirlas por momentos, mientras que en otros se le hace difícil”, remarcó la doctora Gatto, quien es también miembro de la International Parkinson and Movement Disorder Society.

En cuanto al aspecto no motor, “los pacientes con síndrome de Tourette pueden presentar trastornos de déficit de atención y acarrear un problema de escolaridad, no porque tengan un coeficiente intelectual menor sino por la incapacidad de poder concentrarse; pueden ser inquietos (hiperquinesia) o presentar trastornos obsesivos compulsivos, que son conductas que aparecen como impuestas que el paciente sabe que no debería hacerlas pero que no puede resistirse, como chequear reiteradas veces si apagó la luz”, agregó.

Si ellas pueden, ¿cual es tu excusa para no hacer lo que te gusta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario